Puro arte





Nuestra cápsula Habits se inspira en todos los momentos en que, a solas y en la intimidad, definimos quiénes somos sin pedir permiso, sin pensar en nadie más. Rutinas plasmadas en escenas cotidianas que son puro arte.

Concebimos Habits como un lienzo en blanco sobre el que dibujarnos sin cortapisa.

Si hiciéramos un bodegón de nuestro imaginario dibujaríamos siempre en el centro una cafetera y en segundo plano la ropa orgullosamente apilada sobre en una silla.

Pintaríamos escenas contemporáneas de bailarinas en la cocina como si el suelo de baldosas fuera un gran teatro; o comiendo en pijama, esos domingo en que quitarte el pijama simplemente no es una opción.

Si nos retratáramos, nunca mejor dicho, seria sonriendo como la Mona Lisa los días que después de desayunar nos volvemos a meter en la cama, o al estilo de Munch si mirando el reloj después de cerrar los ojos un instante descubrimos que hemos vuelto a batir todos los récords, en cuanto a siestas legendarias se refiere.

Atrévete a confesarlos, plásmalos sobre tu lienzo (de algodón orgánico) y vístelos con orgullo.

Así, cuando estés preparando un matcha en tu cocina verás una versión contemporánea de la "La Lechera"; los selfies con tu gato no tendrán nada que envidiarle a "El beso" y la última melodía que te inventes bajo la ducha estará a la altura de la obra de Anne Dudley.

Decide ser arte.